miércoles, 25 de marzo de 2015

Bizcocho de café y nueces con canela


Este es un bizcocho increiblemente bueno. Ha quedado muy esponjoso y el relleno que lleva de azúcar moreno, canela y nueces es delicioso.
No es el primer bizcocho que hago de café, pero no conseguía dar con la receta perfecta. La cosa es que, en los bizcochos de café, siempre he utilizado café soluble en polvo y el sabor del bizcocho nunca terminaba de convencerme, me sabía amargo. La mayoría de las recetas que hay por la red utilizan solo café soluble, pero encontré algunas que utilizaban café recién hecho intensificado con una cucharadita extra de café soluble. 
Y éste ha sido el truco para conseguir este bizcocho con sabor a café que no pareciese artificial y además, con un color precioso. La mezcla de sabores entre el café las nueces y la canela .... increíble.
Es perfecto para tomarlo con una taza de café. Seguro que os pedirán que hagais otro.

Ingredientes:
300 gr. de harina de repostería
170 gr. de azúcar
1     sobre de levadura en polvo tipo Royal (15 gr.)
2     huevos
1     yogur (125 gr.) mejor si es griego
1     cucharada de esencia de vainilla
150 ml. de aceite de girasol
75   ml. de café fuerte
1     cucharadita de café soluble
100 gr. de nueces peladas (75 gr. para el relleno y 25 gr. para decorar)
75   gr. de azúcar morena
       canela en polvo

Elaboración:
Engrasamos un molde tipo cake y encendemos el horno a 170º calor arriba y abajo.
Mezclamos en un recipiente amplio la harina y la levadura y lo pasamos por un tamiz.
Hacemos el relleno poniendo en la batidora 75 gr. de nueces peladas, 75 gr. de azúcar morena y 1/2 cucharadita de canela molida. Lo trituramos y reservamos.
Calentamos los 75 ml. de café en el microondas y le añadimos la cucharadita de café soluble. Reservamos.
Batimos el azúcar y los huevos, con unas varillas eléctricas,  hasta que éstos estén blanquecinos. Añadimos el aceite de girasol, el extracto de vainilla, el yogur y el café que tenemos reservado. Mezclamos bién.
Volcamos el batido en el recipiente de la harina y mezclamos con una espátula. Echamos la mitad de la masa en el molde de cake preparado
Esparcimos por encima el relleno de nueces y azúcar moreno que tenemos reservado. Echamos encima el resto de la masa. Decoramos con las nueces que tenemos reservadas y esparcimos un par de cucharadas extras de azúcar moreno por la superficie.
Horneamos durante 30 minutos. Es mejor apagar la placa de arriba cuando queden 10 minutos, más o menos, para evitar que se nos queme la superficie.

3 comentarios:

  1. Estupendo ese bizcocho que me ha encantado cuando he visto que además lleva sorpresa en el interior y muy rica por cierto. Lo mejor de todo es que no es nada difícil de hacer, ni siquiera para mí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Éste debe ser la madre de los bizcochos con café y sorpresa. Di - vi-no.
    Acabo de llegar y me encanta todo. Besitos

    ResponderEliminar
  3. Éste debe ser la madre de los bizcochos con café y sorpresa. Di - vi-no.
    Acabo de llegar y me encanta todo. Besitos

    ResponderEliminar