martes, 10 de mayo de 2016

Tarta de zanahoria y naranja

Tarta de zanahoria y naranja


El bizcocho de zanahoria es la receta más visitada del blog, ciertamente este bizcocho es uno de los favoritos de la gente cuando lo ve en la cafetería. Yo diría que el bizcocho de zanahoria levanta pasiones a ambos lados del Atlántico. Es una receta americana, pero totalmente integrada en la sociedad española igualmente.

En esta ocasión y, motivada porque estamos ya casi de cara al verano, os traigo esta variante que está muy buena. El sabor de la zanahoria y la naranja encajan a la perfección y esta tarta es ligera y esponjosa. No tiene demasiada azúcar, por lo que no es empalagosa al paladar. El relleno también está pensado para que nuestra figura no sufra: mitad nata y mitad requesón (o mascarpone). Por todos estos motivos, no crea sentimientos de culpa y podemos disfrutarlo sin resentimientos.

Aunque parezca un poco complicada, no lo es en absoluto. Solamente necesitamos un molde de aro desmontable y unas láminas de acetato. Estas láminas las podeis comprar en una papelería, son de plástico transparente, tamaño folio. Las cortáis en tiras del ancho igual a la altura del molde.

En esta ocasión he usado un molde de aro desmontable rectangular, pero podeis usar un molde redondo de 26 cm.

Lo que me ha costado mucho conseguir es la gelatina de naranja Royal. Solamente la encontré en Hipercor, pero supongo que también la podreis encontrar en alguna otra gran superficie, aunque para mí no fué facil.
Con el zumo de zanahoria no tuve problema, la marca Granini lo tiene, y además mezclado con naranja. Genial!
Una fuente de vitaminas, rica en betacarotenos, que nos ayuda a ponernos morenos. Una tarta sana y buenísima para disfrutar.


Ingredientes para el bizcocho de zanahoria:
  • 215  gr. de harina de repostería
  • 125  gr. de azúcar
  • 110  ml. de aceite de girasol
  • 350  gr. de zanahorias peladas y ralladas
  • 1      sobre de levadura tipo Royal (15 gr.)
  • 3      huevos
  • 2      cucharaditas de canela molida

almibar para calar:
  • 50 m. de agua
  • 25 ml. de brandy o Cointreau
  • 2         cucharadas de azúcar

relleno:
  • 200 ml. de nata para montar 
  • 200 gr.  de requesón o mascarpone
  • 125 gr.  de azúcar glasse
  • 2     hojas de gelatina

gelatina de naranja:
  • 500  ml. de zumo de zanahoria y naranja (Granini, por ejemplo)
  • 3      cucharadas de azúcar
  • 1      sobre de gelatina Royal de naranja
  • 1      sobre de preparado para pudding, natillas o flan

Elaboración:
  • Batimos el azúcar y los huevos durante unos minutos, hasta que estén espumosos. Añadimos el aceite.
  • En un recipiente amplio mezclamos la harina, la levadura y la canela. Lo pasamos por un tamiz para eliminar los grumos. Añadimos las zanahoria ralladas.
  • Mezclamos el batido y la harina con una espátula. Lo volcamos en un molde desmontable con papel de hornear en el fondo. Horneamos 40 minutos a 170º.
  • Dejamos enfriar el bizcocho. Lo envolvemos en plastifilm y lo ponemos a congelar 2-3 horas, para poder cortarlo mejor.
  • Calentamos en el microondas, en un vaso, los ingredientes del almíbar durante 1 minuto.
  • Cortamos el bizcocho en dos y ponemos una parte en la base de nuestro molde, el mismo que hemos utilizado para hacer el bizcocho. Lo empapamos con la mitad del almíbar.
  • Ponemos el aro desmontable de nuestro molde alrededor de la base del bizcocho. Encajamos alrededor unas láminas de acetato, bordeando toda la base de bizcocho. Si vemos que nos queda hueco hasta el aro, podemos rellenar el hueco con papel de cocina doblado varias veces.
  • Ponemos a hidratar las hojas de gelatina del relleno, en agua fría durante 5 minutos, y las disolvemos después en un par de cucharadas de agua caliente.
  • Echamos la gelatina diluída en la nata y la montamos (la nata deberá estar muy fría). Vamos montando la nata y, al mismo tiempo, vamos añadiendo el azúcar glass.
  • Mezclamos la nata montada con el requesón o el mascarpone.
  • Ponemos el relleno de nata encima de nuestra base de bizcocho y cubrimos con la otra mitad del bizcocho.
  • Lo pinchamos con un palillo y lo bañamos por encima con el resto del almíbar. Lo metemos en la nevera.
  • Hacemos la gelatina del topping. Para ello vamos a hacer un pudding, pero en lugar de leche utilizaremos el zumo de zanahoria. Lo hacemos siguiendo las instrucciones del sobre de preparado para natillas. Añadimos el azúcar.
  • Dejamos enfriar un poco y añadimos el contenido del sobre de la gelatina de naranja. Mezclamos bién. Dejamos enfriar unos 15 minutos.
  • Volcamos el topping en nuestro molde y dejamos enfriar en la nevera toda la noche.

1 comentario:

  1. Quién pillara un trozo ahora mismo. Te ha quedado perfecto. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar