lunes, 4 de enero de 2016

Cuadraditos de albaricoque y coco

Bizcocho de albaricoque y coco

Bueno, pues ya hemos encendido el horno de nuevo en casa. Hace tiempo que no hacía bizcocho y este va a ser el primero de una lista que tengo muy larga. Mi lista de recetas pendientes es tan grande que necesito encontrar un método para poner un poco de orden en mi libreta, que ya está que no encuentro nada de nada. Vamos, que no sé por donde empezar.

Este bizcocho lo recomiendo de corazón. Hacedlo, y repetireis, lo aseguro. Está lleno de sabor. Nunca había utilizado así los orejones secos, y ha sido todo un acierto.
Utilicé un molde rectangular, desmontable, que compré una vez en Lidle y que uso con mucha frecuencia, pero se puede hacer igualmente en un molde redondo o cuadrado, el que tengais.

La masa de este bizcocho no es nada líquida, es bastante densa y pastosa, hasta el punto de que yo la he acomodado en el molde con los dedos. No es problema porque luego, con el calor del horno, la masa se extiende sola.

Le puse un chorrito de Cointreau, es opcional y, obviamente, si hay niños en casa, pues se omite y ya está.

Que lo disfruteis!


Ingredientes:
185 gr. de harina de reposteria
50   gr. de coco rallado
1/2  cucharadita de levadura en polvo (polvo de hornear)
80 gr. de azúcar
90 ml. de aceite de girasol
2   huevos

Relleno:
275 gr. de orejones secos de albaricoque
3    cucharadas de azúcar glass
      chorrito de Grand Marnier o Cointreau (opcional)

Cobertura:
125 gr. de coco rallado
75 gr. de harina de repostería
1/2 cucharadita de levadura en polvo (polvo de hornear)
80  gr. de azúcar glass
80 gr. de mantequilla o margarina fría
1   huevo
1   cucharadita de esencia de vainilla

Elaboración:
  • Primero hacemos el relleno. En un recipiente apto para microondas calentamos 125 ml. de agua con el azúcar glass y el licor. Añadimos los orejones cortados por la mitad y volvemos a introducirlo todo en el microondas durante 2 minutos. Dejamos reposar 30 minutos para que los albaricoques se hidraten. Trituramos todo en la batidora.
  • Calentamos el horno a 180º y cubrimos con papel de horno el fondo y los laterales de un molde desmontable. En mi caso era un molde de 18 x 28, también te sirve un molde redondo de 26 cm.
  • Batimos el huevo con el azúcar, con unas varillas eléctricas, hasta que esté espumoso. Añadimos el aceite.
  • En un recipiente mezclamos la harina y la levadura y lo pasamos todo por un tamiz.
  • Añadimos el batido y mezclamos. Ponemos la masa en el molde preparado y lo extendemos presionando un poco la masa, con los dedos, contra el fondo del molde.
  • Horneamos, con calor solo abajo, durante unos 15 minutos.
  • Lo sacamos y extendemos el relleno de albaricoques por toda la superficie.
  • Preparamos la cobertura. Mezclamos con unas varillas eléctricas el azúcar, la vainilla y el huevo, hasta que tengamos una mezcla espumosa. En un recipiente mezclamos el coco rallado, la harina y la levadura. Añadimos el batido y la mantequilla cortada a trocitos. Lo mezclamos todo con las varillas.
  • Echamos la cobertura en el molde, y lo extendemos con los dedos, formando pegotitos pequeños cubriendo toda la superficie.
  • Horneamos, con calor solo abajo, durante 25 minutos. Si se te queda muy pálido, puedes poner los últimos minutos con calor arriba y abajo. Esto ya es entre tu horno y tú.
  • Dejamos enfriar y espolvoreamos con azúcar glass.


No hay comentarios:

Publicar un comentario